En estos días, no es sorpresa para nadie que los videojuegos sean una industria multimillonaria, que muchos dicen que genera más ganancias que Hollywood, quien sabe que tanto haya de cierto en esto, pero ese es otro tema.

Últimamente he escuchado y leído que la gente que casi se refiere a los videojuegos como la última de las bellas artes. Eso me llama mucho la atención. Si bien estoy de acuerdo que visualmente pueden ser muy bellos y atractivos, incluso impresionantes. Tomemos por ejemplo Mafia II, que si bien no fue el éxito comercial que muchos esperaban, el detalle tanto la ciudad como de los elementos que decoran los interiores de las casas o departamentos, llegan a mostrar el cuidado y cariño que tuvieron los programadores y diseñadores para colocar cuadros o libros perfectamente detallados en interiores sin repetir alguno en los cuatro años que llevó su desarrollo. O que decir de las ilustraciones que utilizaron como fondos para Halo: Reach o Dead Space 2, muy al estilo cinematográfico de Star Wars, por citar un ejemplo.

 

Halo: Reach. Visualmente impresionante.

View full article »